La iluminación en cocinas modernas es un elemento clave de confort, a la hora de proyectar nuestra cocina. Muchas veces, nos encontramos en casas de amigos o familiares, que entusiasmados, nos muestran su reciente instalación de cocina. Sin saber por qué, nos queda esa sensación de estancia incompleta, sin encontrar el motivo, ya que la cocina que estamos viendo, es realmente bonita. Entonces, qué falla en la composición que no termina de aportar calidez. La respuesta está en la iluminación.

La iluminación en cocinas modernas iluminacion en cocinas v

Si nos fijamos bien, la mayoría de las cocinas proyectan sombras y claroscuros, restando uniformidad a la luz. Esto se debe a la incorrecta colocación de los elementos iluminatorios. Por muy bonita y moderna que sea la cocina, si no está bien iluminada, el efecto no será óptimo.

La iluminación en cocinas modernas es un factor relativamente fácil de resolver. Los comercios nos ofrecen infinidad de alternativas en iluminación. Pero cuidado, no todo vale. Lo primero que necesitamos es información de primera mano. Esto lo conseguimos en centros especializados de electricidad, donde nos van a hablar de diferentes clases de luz, potencia, consumo y ubicación aconsejada. Lo mejor para empezar, siempre es consultar al experto.

Desde aquí, vamos a aportar unos cuantos consejos para la iluminación en cocinas modernas. Lo primero que debemos analizar, es la luz natural que tiene la estancia. Si tiene una buena luz natural, hay que sacarle partido. No debemos bajo ningún concepto anular esa fuente de luz que nos aporta calidez y luminosidad. Por lo tanto hay que olvidarse de pesadas cortinas o estores opacos. Dejemos que esa luz inunde la habitación. Pero cuando la luz natural desaparece, nuestra pregunta es por cuál tipo de iluminación la vamos a sustituir. La respuesta es muy sencilla. Una luz cálida que sustituya a la luz del día.La iluminación en cocinas modernas

La luz cálida es fundamental para la iluminación en cocinas modernas. Su propio nombre nos da la respuesta. La calidez aporta confort y es el mejor sustituto de la luz del sol. Este tipo de luz la encontraremos en gran cantidad de accesorios, pero una vez que hemos elegido la clase de iluminación, debemos clasificar a su vez el tipo. Es decir, qué tipo de elemento iluminatorio debemos seleccionar. La mejor elección en este caso, son las luces cálidas de led. Son muy duraderas y consumen muy poco.

Para la iluminación en cocinas modernas, una vez que tenemos claro la clase y tipo de luz, debemos elegir la ubicación de la misma.

Hay que tener cuidado de no equivocarnos y mezclar tipos de luz, ya que en iluminación led, hay varios tipos de luz, como la luz blanca o la luz fría. A la hora de la iluminación del techo, tenemos varias opciones en cuanto a puntos de luz. Siguiendo con nuestra elección de luz cálida, debemos analizar el tamaño de nuestra cocina. La iluminación en cocinas modernas huye de estancias recargadas y simplifica bastante la instalación de puntos de iluminación. Por poner un ejemplo, en una cocina de 16 metros cuadrados bastaría en el techo con dos puntos de led de 14 ó 16 cm de diámetros. O podemos optar por cuatro puntos de iluminación de  8 ó 10  cm de diámetro. También tenemos la alternativa de poner ocho puntos de luz si nos gusta más el diámetro de 6 cm.

La iluminación en cocinas modernas

Una vez que hemos resuelto la iluminación del techo, debemos centrarnos en los puntos de luz desde los muebles y zonas de trabajo. La iluminación en cocinas modernas, nos pide que tengamos bien definida la zona de trabajo. Por eso y siguiendo en la elección de iluminación cálida, tenemos la opción de las tiras de led, colocadas estratégicamente bajo los muebles altos, iluminando la encimera. La colocación de estas tiras de led, es muy sencilla y podemos conmutar la conexión desde la entrada de la cocina o desde la misma zona de instalación. Esta iluminación estratégica, nos permite tener desconectada la iluminación del techo, si queremos tener un ambiente más íntimo en la cocina. O por el contrario, podemos tener conectados todos los puntos de luz, ya que el consumo es mínimo.

La iluminación en cocinas modernas nos permite además aportar diseño en el conjunto. Existen en los centros especializados de iluminación, accesorios que se pueden colocar bajo los muebles, con formas circulares, triangulares o cuadradas. La elección es amplia. Y si queremos aportar un toque diferente, existen lámparas especialmente pensadas para la iluminación en cocinas modernas, las cuales se suelen colocar sobre la zona de comer, aportando distinción y lo más importante, confort.

En cualquier caso y sea como sea nuestra cocina, la iluminación debemos tenerla en cuenta, para que el resultado sea óptimo y haga de nuestra cocina una estancia agradable y acogedora. La iluminación debe ser uniforme, integralmente o por zonas, hay que evitar las sombras proyectadas por los distintos tipos de luz y siempre elegir la luz cálida para crear un ambiente cómodo.