Las cocinas románticas de Lola Rodríguez nos ofrecen infinitas posibilidades. La línea delicada de estas cocinas no está reñida con la funcionalidad o la modernidad. Podemos disfrutar de una bonita y moderna cocina romántica sin perder ni un ápice de confort.

Cuando pensamos en las cocinas funcionales,  nos viene a la mente las cocinas lineales y minimalistas, pero no siempre es la línea que buscamos. Hay espacios que requieren otro tipo de diseño, ya sea para una segunda vivienda o para nuestra casa.

las cocinas románticas de Lola Rodríguez.

Las cocinas románticas de Lola Rodríguez combinan perfectamente los ambientes. Podemos tener una casa ultramoderna, pero quizá queremos poner un ambiente distinto en la cocina. Un sitio para evocar momentos felices y disfrutar de un espacio que nos aporte suavidad y nos relaje. Esto no quiere decir que vayamos a renunciar a los elementos modernos y prácticos, como las gavetas extraíbles o los cierres de frenado lento.

Quizá tengamos una bonita casa de campo, donde el diseño de este tipo de cocinas se funde con el paisaje. Las cocinas románticas de Lola Rodríguez son ideales para disfrutar en familia de momentos idílicos. A través de nuestras composiciones  llenas de armonía  , nos recreamos en estos espacios bellísimos.

Cuando optamos por esta línea de diseño, debemos tener en cuenta todos los detalles. Por supuesto, siempre hay que pensar primero en la distribución, para que la funcionalidad prime sobre todo. Después hay que pensar en la comodidad de uso, es decir, en todo lo que nos va a ahorrar trabajo y nos va a añadir disfrute. Por último, pensaremos en los detalles y la combinación de colores.

Para las cocinas románticas de Lola Rodríguez, no se escatima en la calidad de los herrajes, como son las bisagras, las guías extraíbles, los aventos para las vitrinas o los frenos para puertas y cajones, tanto exteriores como interiores.

Un elemento importante en este tipo de cocina son las alacenas o despensas. Una vez más, volvemos a fusionar la funcionalidad con la belleza. Estos bonitos despenseros, con ese toque romántico en las puertas, nos aportan comodidad con sus bandejas extraibles o cajones y gavetas. Permitiendo un almacenaje perfectamente ordenado y cómodo de usar.

Las cocinas románticas de Lola Rodríguez

Cuando decoramos este tipo de estancias, no debemos olvidarnos de la luz, ya que es fundamental para conservar la elegancia y ese toque romántico. No sólamente nos referimos a la luz artificial, la cual cuidamos que sea eficiente y de bajo consumo. Por supuesto colocando inteligentemente los puntos de luz en las zonas más adecuadas. También nos referimos a la luz que aportan los colores.

Un color por excelencia, en las cocinas románticas de Lola Rodríguez, es el blanco. No podemos prescindir del blanco en estos espacios, llenando los ambientes de luminosidad.  Podemos decantarnos por otros tonos, verdes o azules pastel, maderas sin tratar, o colores a la tiza.

El blanco siempre será la clave para dar ese toque romántico deseado,, ya sea sólo o combinado.

Las cocinas románticas de Lola Rodríguez. Cocinas blancas

View through open doorway with white lace curtain into white country-house kitchen

El blanco siempre es sinónimo de pureza, de elegancia, de confort.

Cuando queremos envolvernos de romanticismo, el blanco sobre blanco siempre va a conseguir ese efecto. En paredes, encimeras, detalles y frentes de puertas. Combinado con formas suaves y de líneas puras.

Un toque de decoración nos dará ese ambiente buscado y deseado. Haciendo de nuestra cocina un espacio para vivir y sentirnos relajados, disfrutando de una buena comida, elaborada con eficacia y comodidad.

Al ser el color blanco el elemento fundamental en las cocinas románticas de Lola Rodríguez, podemos añadir otros tonos suaves. tonos que necesariamente tienen que ser cálidos. Si aportamos tonos de maderas, la combinación será perfecta. Añadiendo otros elementos, como las vitrinas acristaladas con bonitos cristales tipo”inglés”, habremos conseguido nuestro objetivo. Ahora sólo nos queda disfrutar de nuestra cocina felizmente.

Las cocinas románticas de Lola Rodríguez